México - Español

Detalles

  • Tipo: KPMG information
  • Fecha: 14/01/2014

Flashes Fiscales 2014

flashes 2014
La Práctica de Impuestos analiza de manera detallada los efectos que puedan tener en su empresa las diversas disposiciones regulatorias.

Reglas de certificación en materia del Impuesto al Valor Agregado y del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios 

El 11 de diciembre de 2013, fueron publicadas las reformas a la Ley del Impuesto al Valor Agregado y a la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (en adelante LIVA y LIEPS), en las que se determinó la causación y obligación de pago del impuesto correspondiente en las importaciones temporales que realicen empresas con autorización para operar programas al amparo del Decreto para el Fomento de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX), así como las realizadas bajo los regímenes aduaneros de Depósito Fiscal Automotriz, Recinto Fiscalizado Estratégico, y Elaboración, Transformación o Reparación en Recinto Fiscalizado.
Asimismo, tanto en la LIVA como en la LIEPS, se estableció la posibilidad de que las empresas que obtengan una certificación por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT), podrán aplicar un crédito fiscal equivalente al 100% del Impuesto al Valor Agregado y del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IVA y IEPS) que se tengan que pagar por la introducción de bienes al amparo de los citados regímenes.

 

Conforme las nuevas disposiciones legales lo establecen, para obtener la certificación, las empresas deben demostrar que cumplen con los requisitos que permitan un adecuado control de las operaciones realizadas al amparo de los regímenes mencionados, de conformidad con las reglas de carácter general que al efecto emita el SAT.

 

En caso de no obtener o no optar a la certificación, las empresas podrán no pagar el importe del IVA y el IEPS causado, siempre que se garanticen estas cantidades mediante una fianza.

 

Es importante mencionar que las disposiciones relativas a la obligación de pago en la introducción de bienes al amparo de los citados regímenes, así como la obtención del crédito fiscal equivalente al 100% del IVA y del IEPS que tuvieran que cubrirse, entrarán en vigor un año después de que el SAT publique las reglas para obtener la certificación correspondiente.

 

Al respecto, el pasado 1º de enero, el SAT publicó la Sexta Resolución de Modificaciones a las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior para 2013, en las que estableció la mecánica para obtener la certificación correspondiente.

 

A continuación se comentan las reglas que, desde nuestro punto de vista, resultan más relevantes, no sin dejar de recomendar que se analicen en lo individual para identificar algún tema de interés particular que no sea objeto del presente análisis.

 

Modalidades y beneficios

 

Acorde con las reglas publicadas, la certificación tendrá tres modalidades: “A”, “AA” y “AAA”, con distintos requisitos y beneficios.

 

Modalidad “A”

 

Las empresas que obtengan la certificación bajo esta modalidad, podrán obtener el crédito fiscal del 100% del IVA y del IEPS a pagar en sus importaciones bajo los regímenes aduaneros correspondientes.

 

Aunado a ello, se prevé que podrán obtener la devolución de los saldos a favor del IVA, en un plazo que no excederá los 20 días contados a partir del día siguiente a la presentación de la solicitud respectiva.

 

Finalmente, la vigencia de la certificación será de un año, misma que podrá renovarse siempre y cuando la solicitud correspondiente se presente dentro de los 30 días anteriores a que venza dicho plazo, y se demuestre que se siguen cumpliendo con los requisitos de inscripción respectivos.

 

La autoridad podrá requerir al solicitante cualquier información o documentación adicional, para lo cual se le otorgará un plazo de 15 días hábiles. Una vez que se tengan cubiertos todos los requisitos, así como la información y documentación relativa, la autoridad deberá aprobar, o no, la renovación correspondiente en un plazo de 20 días. En caso de no hacerlo en ese plazo, se entenderá que la respuesta fue positiva.

 

Modalidad “AA”

 

Las empresas que obtengan la certificación bajo esta modalidad, podrán obtener el crédito fiscal del 100% del IVA y del IEPS a pagar en sus importaciones bajo los regímenes aduaneros correspondientes.

 

Aunado a ello, se prevé que podrán obtener la devolución de los saldos a favor del IVA, en un plazo que no excederá los 15 días, contados a partir del día siguiente a la presentación de la solicitud respectiva.

 

Otro beneficio incluido para las compañías que se certifiquen en esta modalidad es que en caso de que detecten alguna irregularidad en su operación, y las autoridades fiscales no hubieran iniciado sus facultades de comprobación, tendrán la posibilidad de presentar un escrito libre en el que se describan dichas irregularidades y, en su caso, determinen las contribuciones y aprovechamientos omitidos. En ese supuesto, la autoridad fiscal otorgará a las empresas un plazo de 30 días hábiles para que corrijan su situación fiscal ya que, de no hacerlo, la autoridad procederá a ejercer sus facultades correspondientes.

 

Asimismo, en caso de que, previo al ejercicio de facultades de comprobación, las autoridades fiscales detecten la presunta omisión de contribuciones y aprovechamientos derivados de las operaciones de comercio exterior de las empresas certificadas bajo esta modalidad, podrá hacerlas del conocimiento de ellas mediante cartas invitación. De no atender a las citadas cartas o no subsanar la totalidad de las irregularidades señaladas en las mismas en el plazo concedido, las autoridades podrán iniciar, en cualquier momento, el ejercicio de sus facultades de fiscalización.

 

Si las autoridades aduaneras detectan la actualización de alguna causal de suspensión en el padrón de importadores, o en el padrón de exportadores específicos, en cualquier caso se deberá seguir el procedimiento de suspensión correspondiente, permitiéndole a la empresa certificada ofrecer las pruebas y argumentos correspondientes sin que se suspenda su registro de forma inmediata, independientemente de las causales que pudieran actualizarse.

 

Finalmente, la vigencia de la certificación será de dos años, misma que se renovará automáticamente siempre que se presente un aviso de renovación dentro de los 30 días anteriores a que venza dicho plazo, y se demuestre que se sigue cumpliendo con los requisitos de inscripción respectivos.

 

Modalidad “AAA”

 

Las empresas que obtengan la certificación bajo esta modalidad, podrán obtener el crédito fiscal del 100% del IVA y del IEPS a pagar en sus importaciones bajo los regímenes aduaneros correspondientes.

 

Aunado a ello, se prevé que podrán obtener la devolución de los saldos a favor del IVA, en un plazo que no excederá los 10 días contados a partir del día siguiente a la presentación de la solicitud respectiva.

 

Tal y como lo analizamos en la modalidad anterior, aquellas compañías certificadas bajo la modalidad “AAA”, en caso de que detecten alguna irregularidad en su operación, y las autoridades fiscales no hubieran iniciado sus facultades de comprobación, tendrán la posibilidad de presentar un escrito libre en el que se describan dichas irregularidades y, en su caso, determinen las contribuciones y aprovechamientos omitidos. En ese supuesto, la autoridad fiscal otorgará a las empresas un plazo de 60 días hábiles para que corrijan su situación fiscal ya que, de no hacerlo, la autoridad procederá a ejercer sus facultades correspondientes.

 

Asimismo, en caso de que, previo al ejercicio de facultades de comprobación, las autoridades fiscales detecten la presunta omisión de contribuciones y aprovechamientos derivados de las operaciones de comercio exterior de las empresas certificadas bajo esta modalidad, podrá hacerlas del conocimiento de ellas mediante cartas invitación. De no atender a las citadas cartas o no subsanar la totalidad de las irregularidades señaladas en las mismas en el plazo concedido, las autoridades podrán iniciar en cualquier momento el ejercicio de sus facultades de fiscalización.

 

Por su parte, si las autoridades aduaneras detectan la actualización de alguna causal de suspensión en el padrón de importadores, o en el padrón de exportadores específicos, en cualquier caso se deberá seguir el procedimiento de suspensión correspondiente, permitiéndole a la empresa certificada ofrecer las pruebas y argumentos correspondientes sin que se suspenda su registro en forma inmediata, independientemente de las causales que pudieran actualizarse.

 

Un beneficio operativo es que las empresas que obtengan la certificación bajo esta modalidad, podrán presentar pedimentos consolidados en forma mensual.

 

En relación con la obligación de llevar un sistema de control de inventarios en forma automatizada, las empresas que obtengan la certificación bajo la modalidad que nos ocupa, podrán acreditar que cumplen con la misma siempre que el citado sistema permita reflejar el destino, los descargos y los saldos de las materias primas que se transmitan en los términos que establezca el SAT.

 

Igualmente, estas empresas podrán efectuar el despacho aduanero de mercancías para importación temporal, sin declarar o transmitir los números de serie correspondientes en el pedimento, en el documento electrónico, en la factura, en el documento de embarque o en la relación anexa, siempre que se lleve un registro actualizado de dicha información en el sistema de control de inventarios, y este genere los reportes automáticos que solicite la autoridad.

 

Asimismo, se podrá optar por efectuar el despacho aduanero de exportación en su domicilio, siempre y cuando se cumplan con los lineamientos que al efecto emitan las autoridades aduaneras.

 

Finalmente, la vigencia de la certificación será de tres años, misma que se renovará automáticamente siempre que se presente un aviso de renovación dentro de los 30 días anteriores a que venza dicho plazo, y se demuestre que se siguen cumpliendo con los requisitos de inscripción respectivos.

 

Desde nuestro punto de vista, algunos de los beneficios que se señalan en las reglas publicadas no resultan del todo claros, o no se tiene la certeza de que algunos no puedan continuar llevándose a cabo, como lo sería tramitar pedimentos consolidados tratándose de empresas con certificación bajo las modalidades “A” y “AA”.

 

Adicionalmente, los “beneficios” en materia de control de inventarios para las empresas certificadas bajo la modalidad “AAA”, generan incertidumbre sobre la forma en que las empresas bajo la modalidad “A” y “AA” podrán demostrar que cumplen con la obligación de llevar los mismos.

 

Esperamos que las autoridades fiscales puedan aclarar este y otros puntos en modificaciones a las reglas que se emitan con posterioridad.

 

Requisitos para la certificación

 

Requisitos generales

 

  • Formular la solicitud a través de la Ventanilla Digital conforme al formato pendiente de publicarse
  • Contar con un sistema de control de inventarios conforme a las disposiciones previstas por el SAT
  • Presentar la opinión positiva del cumplimiento de obligaciones fiscales, emitida en los 30 días anteriores a la fecha de presentación de la solicitud, incluyendo la relacionada con socios, accionistas, representante legal, administrador único o miembros del consejo de administración, según sea el caso
  • Al momento de ingresar la solicitud, no encontrarse en la lista de empresas publicadas por el SAT respecto de créditos fiscales firmes o determinados que no se encuentren pagados o garantizados, así como respecto de la emisión de comprobantes fiscales que no se haya desvirtuado y que no cuenten con activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes, o bien, que la empresa no se encuentre localizada
  • Contar con los certificados de sellos digitales vigentes
  • Presentar constancia de la totalidad de personal registrado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y proporcionar el soporte documental del pago de cuotas obrero-patronales a dicho instituto de por lo menos 10 empleados a través de la línea de captura del último bimestre del ejercicio inmediato anterior; en caso de subcontrataciones, acreditar que la empresa cuenta con la opinión positiva del cumplimiento de obligaciones fiscales emitida en los 30 días anteriores a la fecha de presentación de la solicitud, y acreditar que los subcontratistas han cumplido con la obligación de retener y pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) de los trabajadores
  • Acreditar la inversión en territorio nacional
  • Reportar el nombre y dirección de los clientes y proveedores en el extranjero con los que realizaron operaciones de comercio exterior en el ejercicio inmediato anterior
  • Permitir en todo momento el acceso al personal de la Administración General de Auditoría de Comercio Exterior a la visita de inspección, a las de supervisión de cumplimiento y cumplir con los parámetros del régimen aduanero en el que realice operaciones de comercio exterior

 

Requisitos adicionales

 

Empresas con programa IMMEX:

 

  • Contar con el programa vigente a la fecha de la solicitud
  • Tener registrados ante el SAT todos los domicilios o establecimientos en los que realicen actividades vinculadas con el programa IMMEX autorizado
  • Contar con la infraestructura necesaria para realizar la operación del programa IMMEX, al proceso industrial o de servicio de conformidad con la modalidad de su programa
  • Acreditar que, durante los últimos 12 meses, el valor de la mercancía transformada o retornada durante dicho periodo representa al menos 60% del valor de las importaciones temporales de insumos durante el mismo periodo
  • Acreditar que la empresa cuenta con el uso legal o goce del inmueble o inmuebles donde se llevan a cabo los procesos productivos o la prestación de servicios, según se trate, con al menos un año de vigencia a partir de la fecha de presentación de la solicitud
  • Describir las actividades relacionadas con los procesos productivos o prestación de servicios conforme a la modalidad del programa, describiendo el arribo de la mercancía el almacenamiento, el proceso productivo y el retorno; anexando fotografías del mismo
  • Acreditar que la empresa cuenta con un contrato de maquila, de compraventa, de orden de compra o de servicios, o de pedidos en firme, vigente, que acrediten la continuidad del proyecto de exportación

 

Las empresas IMMEX que importen temporalmente y retornen mercancías de las fracciones arancelarias listadas en el Anexo I TER del Decreto IMMEX respecto de la fabricación de fundición, hierro y acero; o de las fracciones arancelarias listadas en el Anexo 28 de Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior, cuando se destinen a elaborar ciertos bienes del sector de la confección y del calzado, deberán cumplir adicionalmente con los siguientes requisitos:

 

  • Haber realizado operaciones al amparo del programa IMMEX, al menos en los 12 meses previos a la solicitud
  • Acreditar que durante los últimos 12 meses, el valor de la mercancía transformada y retornada durante dicho periodo representa al menos 80% del valor de las importaciones temporales de insumos durante el mismo periodo
  • Presentar constancia de la totalidad de personal registrado ante el IMSS y proporcionar el soporte documental del pago de los últimos tres bimestres del ejercicio inmediato anterior
  • Acreditar que socios, accionistas, representante legal, administrador único o miembros del consejo de administración de la empresa, presentaron las dos últimas declaraciones anuales previas a la solicitud, declarando ingresos acumulables ante la autoridad fiscal para los fines del ISR
  • Relacionar empresas transportistas y, en su caso, recintos fiscalizados con los que realizan las operaciones de comercio exterior
  • Contar con un capital social fijo o, en su caso, con maquinaria y equipo cuyo valor sea, por lo menos, cuatro millones de pesos

 

Empresas con depósito fiscal para el ensamble y fabricación de vehículos:

 

  • Contar con autorización vigente
  • No estar sujetos a proceso de cancelación

 

Empresas que destinan mercancías al Régimen de Recinto Fiscalizado Estratégico, o al de Elaboración, Transformación o Reparación en Recinto Fiscalizado.

  • Contar con autorización vigente
  • No estar sujetos a proceso de cancelación
  • Cumplir con los lineamientos que determinen las autoridades aduaneras para el control, vigilancia y seguridad del recinto y de las mercancías de comercio exterior

 

Desde nuestra perspectiva, los requisitos antes listados para obtener la certificación que permita optar a un crédito fiscal, exceden los requisitos que en la LIVA y la LIEPS se establecen para obtener la certificación, lo que conlleva una posible ilegalidad, máxime, que la mayoría de ellos no se refieren al debido control que debe demostrarse respecto del régimen aduanero al que sean sometidas las mercancías.

 

Requisitos específicos para obtener la certificación bajo las modalidades “AA” y “AAA”

 

Modalidad “AA”:

 

Además de cumplir con los requisitos generales mencionados, deberá acreditarse lo siguiente:

 

  • Que al menos 40% del valor de las operaciones de la empresa realizadas en territorio nacional y vinculadas con su actividad preponderante del ejercicio inmediato anterior, se hubieran realizado con proveedores que a la fecha de la solicitud cuenten con la opinión positiva del cumplimiento de obligaciones fiscales, así como que estos no se encuentren en las publicaciones del SAT respecto de incumplimientos a que hace mención el Código Fiscal de la Federación (CFF)
  • Que durante los últimos cinco años o más hayan llevado a cabo operaciones al amparo del régimen para el cual solicitan la certificación del IVA y del IEPS, o que durante el ejercicio anterior, en promedio, hubieran contado con más de 1,000 empleados registrados ante el IMSS, o que su maquinaria y equipo sea superior a los 50 millones de pesos
  • Que no se les haya determinado ningún crédito por parte del SAT en los 12 meses anteriores a la fecha de presentación de la solicitud, o que en su caso acrediten haber solicitado la autorización de pago a plazos en forma diferida de las contribuciones omitidas y de sus accesorios, o que efectuaron el pago del mismo
  • Que no se les haya emitido resolución de improcedencia de las devoluciones del IVA solicitadas en los últimos 12 meses, contados a partir de la fecha de presentación de la solicitud de certificación correspondiente

 

Modalidad “AAA”:

 

Para poder optar a obtener la certificación bajo esta modalidad, además de los requisitos generales se deberá demostrar:

 

  • Que al menos 70% del valor de las operaciones de la empresa realizadas en territorio nacional vinculadas con su actividad preponderante del ejercicio inmediato anterior se realizaron con proveedores que, a la fecha de la presentación de la solicitud, cuentan con la opinión positiva del cumplimiento de obligaciones fiscales antes mencionada, así como que estos no se encuentren, a la fecha de presentación de la solicitud, en las publicaciones del SAT respecto de incumplimientos a que hace mención el Código Fiscal de la Federación
  • Que durante los últimos siete años o más han llevado a cabo operaciones al amparo del régimen para el cual solicitan la certificación del IVA y del IEPS, o que durante el ejercicio anterior en promedio contaron con más de 2,500 empleados registrados ante el IMSS, o que su maquinaria y equipo es superior a los 100 millones de pesos
  • Que no se les haya determinado ningún crédito por parte del SAT en los últimos 24 meses anteriores a la fecha de presentación de la solicitud o en su caso acrediten haber solicitado la autorización de pago a plazos en forma diferida de las contribuciones omitidas y de sus accesorios, o que efectuaron el pago del mismo
  • Que no se les haya emitido resolución de improcedencia de las devoluciones del IVA solicitadas en los últimos 12 meses, contados a partir de la fecha de presentación de la solicitud de certificación correspondiente

 

Plazos para la certificación

 

Las empresas interesadas en obtener la certificación deberán solicitar la misma ante la autoridad fiscal dentro del calendario previamente establecido, que se comentará más adelante, con todos los requisitos e información cubiertos.

 

La autoridad deberá requerir al solicitante cualquier información o documentación adicional, para lo cual se le otorgará un plazo de 15 días hábiles. Una vez que se tengan cubiertos todos los requisitos, así como la información y la documentación relativa, la autoridad deberá resolver el dictamen en un plazo de 40 días. En caso de no hacerlo en ese lapso, se entenderá que la respuesta fue negativa.

 

Consideramos criticable que no se prevea un plazo límite para que la autoridad fiscal formule el requerimiento correspondiente, lo que puede implicar que los tiempos para resolver el trámite se alarguen innecesariamente.

 

A fin de hacer más eficiente la mecánica de certificación, las empresas que deseen obtener la certificación deberán presentar su solicitud durante 2014 en las siguientes fechas, atendiendo a las características de la empresa o a la región donde se encuentre su domicilio fiscal:

 

  • Empresas certificadas bajo el apartado L de la regla 3.8.1. de las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior y las empresas que operen bajo el régimen de Depósito Fiscal para someterse al proceso de ensamble y fabricación de automóviles, tendrán que solicitar la certificación del 1.° al 30 de abril
  • Pacífico Norte: tendrán que solicitar la certificación del 15 de abril al 15 de mayo
  • Noreste: tendrán que solicitar la certificación del 3 de junio al 3 de julio
  • Norte Centro: tendrán que solicitar la certificación del 7 de julio al 7 de agosto
  • Centro: tendrán que solicitar la certificación del 7 de agosto al 8 de septiembre
  • Occidente y Sur: tendrán que solicitar la certificación del 22 de septiembre al 22 de octubre

 

Las personas morales que cuenten con la autorización para la elaboración, transformación y reparación en Recinto Fiscalizado y Recintos Fiscalizados Estratégicos podrán presentar su solicitud en cualquiera de los seis periodos.

 

En el caso de que las empresas con certificación bajo el apartado L de la regla 3.8.1. de las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior, así como las empresas que operen bajo el régimen de Depósito Fiscal para someterse al proceso de ensamble y fabricación de automóviles, podrán optar también por presentar su solicitud correspondiente en los plazos que correspondan de acuerdo con la ubicación de su domicilio fiscal.

 

Es importante señalar que las empresas que no presenten su solicitud dentro de los plazos previstos, podrán hacerlo fuera de los mismos. Sin embargo, el plazo de 40 días para que la autoridad fiscal resuelva las solicitudes respectivas, comenzará a contar a partir del 22 de octubre de 2014 o a partir de la fecha de presentación, si esta fuera incluso posterior a la antes mencionada.

 

Finalmente, se prevé que el instructivo para llevar a cabo el registro de las empresas certificadas en materia del IVA y del IEPS, se publique en un lapso no mayor a los 40 días siguientes a la publicación de las reglas.

 

Requisitos permanentes de cumplimiento

 

Los requisitos que deberán ser cumplidos en todo momento por las empresas que obtengan la certificación en materia del IVA y del IEPS en sus diferentes modalidades son:

 

  • Mantener el cumplimiento de los requisitos para la certificación en la modalidad que les corresponda
  • Dar aviso en un plazo no mayor a cinco días, de cualquier cambio de denominación o razón social, domicilio fiscal, o del o los domicilios donde realiza el proceso productivo, o de modificaciones de socios, accionistas miembros o integrantes, administrador único o consejo de administración y representantes legales
  • Actualizar los datos de la Solicitud de Certificación en materia del IVA y del IEPS, en caso de cambio o modificación de empresas transportistas, recintos fiscalizados y relación de clientes y proveedores nacionales y extranjeros vinculados al proceso productivo, a más tardar a los 30 días posteriores a haber realizado el cambio o incorporación
  • Realizar todas las operaciones de comercio exterior con empresas transportistas que cuenten con registro del Código Alfanumérico Armonizado del Transportista (CAAT)
  • Cuando se lleve a cabo la fusión de dos o más personas morales que cuenten con la certificación en materia del IVA y del IEPS, en cualquiera de sus modalidades, y subsista una de ellas, se deberá dar aviso a las autoridades fiscales con 10 días de anticipación a la fecha en que surta efectos la fusión, y a la empresa que subsista no le será aplicable el beneficio de la renovación automática
  • Cuando, derivado de la fusión o escisión de empresas que cuenten con la certificación en materia del IVA y del IEPS, resulte una nueva sociedad, esta empresa deberá presentar a las autoridades fiscales una nueva solicitud de certificación
  • Los contribuyentes con programa IMMEX deberán realizar vía electrónica el alta de las empresas con las que realizan pedimentos de transferencia virtuales, así como los datos del RFC de las empresas con las que realizan procesos de submaquila
  • Las empresas que operen bajo el régimen de Depósito Fiscal para someterse al proceso de ensamble y fabricación de vehículos, deberán realizar vía electrónica el alta de las empresas con las que realizan constancias de transferencia
  • Permitir a las autoridades aduaneras las inspecciones de supervisión física a las plantas para verificar que siguen cumpliendo con los requisitos de certificación
  • Estar permanentemente al corriente con el pago de cuotas obrero patronales ante el IMSS y que estas se realicen a través de línea de captura en el Sistema de Pago Referenciado (Sipare)

 

Cancelación de la certificación

 

Las autoridades fiscales podrán cancelar la certificación por cualquiera de las siguientes causas:

 

  • Cuando se acredite que se dejó de cumplir con algunos de los requisitos para su inscripción en la modalidad aplicable, o de los requisitos permanentes para cualquiera de las modalidades
  • Impedir el acceso al personal de la autoridad aduanera, a la inspección inicial así como a las de supervisión de cumplimiento
  • Una vez concluido el procedimiento de suspensión del padrón de importadores o de exportadores específicos no hubiera sido factible desvirtuar la irregularidad
  • No acreditar durante las inspecciones que se cuenta con infraestructura necesaria para realizar la operación de manufactura o maquila, el proceso industrial o de servicio, de conformidad con la modalidad de su programa
  • Cuando no se acredite que las mercancías importadas temporalmente fueron retornadas al extranjero, transferidas o se destinaron a otro régimen aduanero
  • Cuando las autoridades aduaneras detecten que no se encuentran las mercancías importadas temporalmente al amparo del programa IMMEX en los domicilios autorizados
  • Cuando no se acredite la estancia legal de mercancías de comercio exterior por más de 100 mil pesos y no se cubra el crédito fiscal determinado por el SAT
  • Cuando se incumpla con los términos autorizados por el SAT para efectuar el pago de los créditos fiscales pendientes de pago en el plazo previsto
  • Cuando se les inicie un procedimiento de cancelación de la autorización para operar en los regímenes aduaneros sujetos a certificación

 

Para los anteriores efectos, las autoridades fiscales notificarán vía electrónica el inicio del procedimiento señalando las causas que lo motivan, y ordenarán la suspensión de los efectos de la certificación respectiva, otorgándose al interesado un plazo de 10 días para ofrecer las pruebas y alegatos correspondientes.

 

Las autoridades deberán dictar la resolución que corresponda en un plazo que no excederá de cuatro meses a partir de la notificación del inicio del procedimiento.

 

Debe tenerse en cuenta que los contribuyentes a los cuales se les haya cancelado la certificación no podrán acceder nuevamente a la misma hasta transcurridos 24 meses contados a partir de que surta efectos la resolución de cancelación.

 

Estimamos que los anteriores supuestos, en algunos casos, pudieran ser excesivos, y prestarse a abusos, ya que incluso no contemplan la posibilidad de que en ciertas circunstancias las omisiones detectadas o la determinación de créditos fiscales se encuentren pendientes, ante la interposición de alguno de los medios de defensa que la legislación prevé.

 

Como siempre, el personal de la Práctica de Impuestos y Legal de KPMG en México está a sus órdenes para analizar de manera detallada los efectos que pueda tener en su empresa la aplicación de la certificación de referencia.
 
Share content

Solicitud de propuesta de servicios

Si desea una propuesta de servicios por parte de nuestra Firma, puede llenar el siguiente formulario.

Impuestos Corporativos

Esta área se dedica a brindar apoyo a las personas morales y físicas en el correcto cumplimiento de las disposiciones fiscales.