Servicios de auditoría interna 

El artículo 47 de la Ley Financiera incluye, entre las competencias mínimas del Comité de Auditoría en empresas cotizadas, la supervisión de los servicios de auditoría interna y el conocimiento de los sistemas de control interno. Pero, … si no existe la auditoría interna, ¿cómo pueden conocer los miembros del Comité los sistemas de control interno, de forma independiente?
Un modelo de auditoría interna asociado a la estrategia y centrado en los riesgos y controles que amenazan los objetivos exige profesionales capaces de abordar cada tipología de riesgos y controles, y sólo podrán conseguirse contando tanto con recursos internos dedicados como externos a la organización. Este tipo de modelo marca hoy la diferencia entre las organizaciones.

 

KPMG puede ayudarle a enfocar la función de auditoría interna de su organización hacia los riesgos críticos del negocio y a convertirla en una herramienta estratégica.

 

Ponemos a su disposición equipos multidisciplinares enfocados a distintos sectores, riesgos y procesos, preparados para prestar a su organización servicios de auditoría interna que le ayudarán a:

 

  • Crear o rediseñar la función de auditoría interna, definiendo: su posición en la organización, misión, objetivos, autoridad y acceso a la información, procesos, necesidades tecnológicas, estrategias de personal, etc.
  • Elaborar el plan estratégico de auditoría interna orientado a los riesgos y procesos clave del negocio.
  • Ejecutar los proyectos incluidos en el plan de auditoría interna relacionados con aspectos estratégicos, financieros, operativos, de sistemas de información, de prevención y detección del fraude, medioambientales, éticos, sociales, legales, fiscales, etc.
  • Automatizar pruebas sobre controles y establecer programas de autoevaluación de los mismos.
  • Evaluar la actividad de su función de auditoría interna en relación con sus tres aspectos clave: posicionamiento, procesos y personas.

 

Nuestro valor añadido

 

Nuestra metodología de auditoría interna permite:

 

  • Aprovechar los recursos de auditoría interna, enfocando el trabajo a los procesos críticos para que la organización pueda desarrollar su estrategia y cumplir con sus objetivos, atendiendo a los riesgos que les amenazan.
  • Trabajar de forma totalmente compatible con los procesos de gestión de riesgos integrados en su organización.
  • Gran escalabilidad, es decir, escoger el grado de desarrollo teniendo en cuenta lo que espera de la función de auditoría interna.
  • Acceder a información y compartir el conocimiento.
  • Cumplir y superar, en muchos casos, los requisitos contemplados en las normas para el ejercicio profesional de la auditoría interna del Institute of Internal Auditors, IIA.

Suscríbete

Suscríbete a nuestros contenidos y recibe alertas cuando publiquemos actualizaciones en nuestro sitio web.

 

¿Ya eres miembro? Inicia sesión

 

¿Aún no eres miembro? Regístrate