Detalles

  • Servicio: Abogados, Servicios Fiscales, People Services
  • Tipo: Nota de Prensa
  • Fecha: 22/10/2012

España es el tercer país del mundo que más ha incrementado su tipo marginal de IRPF en 2012 

  • Es el 5º país con el tipo marginal más alto del mundo, aunque requiere la mayor base imponible para su aplicación (300.000 euros).
  • Los países con los tipos impositivos combinados (tanto IRPF como Seguridad Social) más altos para empleados con ingresos de 100.000 dólares son Bélgica (47, por ciento), Grecia (46,5 por ciento), Croacia (46,3 por ciento) e Italia (45,2 por ciento). España (32,3 por ciento) se sitúa en el puesto 26, seis posiciones más alto que el año pasado.
  • A nivel global el tipo medio marginal del IRPF aumentó un 0,3 por ciento.
  • Europa sigue teniendo los tipos marginales más altos del mundo.

El patrón que se ha mantenido en 2011 en los tipos impositivos del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) experimenta ahora una vuelta a la tendencia de 2010 de incremento de los mismos, puesto que el tipo marginal medio del IRPF ha aumentado en un 0,3 por ciento.

 

El estudio anual, Individual Income Tax and Social Security Rate Survey (Estudio sobre los tipos impositivos del IRPF y la contribución a la Seguridad Social), elaborado por la práctica International Executive Services (IES) de KPMG, muestra que esta es la tercera vez que se observa un incremento en los tipos marginales medios en los últimos diez años.

 

“En gran parte, esta tendencia al alza de los tipos del IRPF es el resultado de la falta de recuperación económica y de las preocupaciones cada vez mayores en torno a la deuda”, señala Rafael Núñez, socio responsable del área de People Services, de KPMG Abogados. “Muchas economías consideraron necesario aumentar el tipo impositivo marginal del IRPF bien mediante la creación de nuevos tramos del impuesto sobre la renta para los contribuyentes de renta muy elevada, o mediante la introducción de impuestos temporales para abordar las preocupaciones inmediatas en torno al déficit presupuestario”.

 

Los ejemplos más destacados indicados en el estudio se observan en las reformas recientes de Francia y España. En las reformas de Francia se introdujeron dos nuevos tramos de tipos impositivos para los contribuyentes de rentas elevadas que han dado lugar a que el tipo más alto haya aumentado del 41 por ciento al 45 por ciento. Las subidas de los tipos impositivos se consideran, por lo general, una “contribución excepcional” que afecta a los contribuyentes con rentas superiores a los 250.000 euros.

 

Núñez comenta que “es posible que se produzcan incrementos adicionales en un futuro próximo ya que el presidente Hollande está estudiando la introducción de un tramo de tipos impositivos del 75 por ciento para los contribuyentes con ingresos superiores a 1.000.000 euros”.

 

A partir de enero de 2012, el “gravamen complementario” de España tiene por objetivo contribuir a abordar el déficit público del país. El impuesto se aplica a todos los contribuyentes y varía del 0,75 por ciento al 7 por ciento en función de la renta del contribuyente. Esta medida implica efectivamente que el tipo impositivo para contribuyentes con ingresos superiores a 300.000 euros ha aumentado del 45 por ciento al 52 por ciento.

 

En los demás países de Europa, se han producido muy pocos cambios. Europa occidental sigue teniendo los tipos marginales medios del IRPF más elevados de cualquier subregión a escala global (46,1 por ciento).

 

El tipo marginal medio para Europa del Este (16,7 por ciento) sigue siendo menos de la mitad que el de otras subregiones europeas, principalmente debido a la prevalencia de iniciativas de impuestos fijos bajos. Polonia y Ucrania destacan por ser los únicos dos países de Europa del Este de los encuestados que mantienen una estructura progresiva de tramos impositivos.

 

En el norte de Europa, el tipo marginal medio del IRPF es del 36,5 por ciento. En esta subregión se han observado muy pocos cambios durante 2012 y solo se han modificado los impuestos municipales, puesto que los tipos combinados de Finlandia, Suecia e Islandia han experimentado pequeños ajustes.

 

“Sin embargo, el cambio está en marcha en el Reino Unido, donde el gobierno ya ha anunciado planes para reducir el tipo impositivo más alto del 50 por ciento al 45 por ciento en abril de 2013”, comenta Rafael Núñez.

 

Aparte de los cambios en España, los tipos del sur de Europa se han mantenido relativamente estables en una media del 31,7 por ciento. Curiosamente, mientras el mundo se ha centrado en la economía de Grecia durante la mayor parte de 2012, el tipo impositivo más alto del país ha permanecido sin variación en el 45 por ciento desde 2010, año en el que se incrementó desde el 40 por ciento.

 

En Asia occidental también se han detectado algunos cambios en los tipos durante el pasado año. En octubre de 2011 (poco después de publicarse el estudio del año pasado), Chipre aumentó su tipo marginal del 30 por ciento al 35 por ciento, y aplicó el cambio de forma retroactiva a partir del 1 de enero de 2011. En 2012, Armenia también subió su tipo impositivo en un 5 por ciento y tiene previsto introducir una nueva subida del 1 por ciento en 2013. Israel también incrementó su tipo impositivo marginal (en tres puntos porcentuales hasta alcanzar el 48 por ciento) y Georgia, que no ha modificado su tipo impositivo más alto durante varios años, ha anunciado que tiene intención de reducir su tipo impositivo del 20 al 18 por ciento en 2013.

 

Mientras en el resto de Asia, en general, no se observan cambios en los impuestos, Corea del Sur introdujo un tramo impositivo adicional con una subida del 3 por ciento en un intento por dirigirse a los contribuyentes con renta elevada para obtener una fuente de ingresos adicionales. Hong Kong y Singapur siguen ofreciendo tipos impositivos muy atractivos y los tipos impositivos se mantienen constantes en los demás pesos pesados de Asia (China, Japón e India), que no han modificado su tipo marginal en los últimos diez años.

 

No obstante, existen indicios de que esta tendencia va camino de cambiar y los residentes permanentes de Japón se verán pronto obligados a pagar una sobretasa por reconstrucción especial, que empezará a aplicarse el próximo año con la intención de contribuir a la reconstrucción tras el Gran Terremoto del Este de Japón.

 

Aparte de las reformas de Fiyi (con una bajada del tipo marginal desde el 31 hasta el 20 por ciento), los tipos más altos de la región de Oceanía se mantienen estables.

 

Se ha observado cierto cambio en África puesto que Egipto ha introducido un nuevo tramo impositivo del 25 por ciento dirigido a los contribuyentes de renta muy elevada y Zimbabue ha aumentado su tipo marginal en más del 10 puntos (por lo que vuelve a situarse en los niveles de 2008).

 

Los tipos marginales de Norteamérica se han mantenido relativamente invariables durante el año, aunque la provincia más poblada de Canadá (Ontario) ha anunciado recientemente una subida para los contribuyentes de renta elevada que aumentará el tipo impositivo combinado federal y provincial más alto en un 1,56 por ciento, que situará a la jurisdicción en la lista de lugares que han introducido un tramo impositivo adicional para los contribuyentes con más ingresos en 2012.

 

Si bien no se han producido cambios en los tipos marginales federales más altos de Estados Unidos en 2012, está previsto que las reducciones fiscales aprobadas por el presidente Bush finalicen al cierre del ejercicio, por lo que, si finalmente se terminan tal como está previsto, el tipo impositivo federal más alto de Estados Unidos aumentará del 35 por ciento al 39,6 por ciento en 2013.

 

En general, Latinoamérica también ha mantenido sus tipos marginales más altos sin variación durante 2012, aunque destacamos que México tiene previsto reducir su tipo marginal del 30 por ciento al 29 por ciento el próximo año, y está programada una reducción adicional hasta el 28 por ciento para 2014. Guatemala también tiene previsto reducir su tipo marginal en 2013.

 

El estudio muestra que los tipos impositivos más altos del IRPF del mundo se observan en la pequeña isla caribeña de Aruba donde el tipo marginal es del 58,95 por ciento. Otros países donde el tipo marginal supera el 50 por ciento son, principalmente, europeos: Suecia (56,6 por ciento), Dinamarca (55,4 por ciento), Países Bajos (55 por ciento), España (52 por ciento) Austria (50 por ciento), Bélgica (50 por ciento) y Reino Unido (50 por ciento). Se observan excepciones a esta regla en Asia y África, concretamente, en Japón (50 por ciento) y en Senegal (50 por ciento), que es un nuevo participante de la encuesta.

 

“Si bien estos tipos impositivos pueden parecer altos, es importante recordar que el tipo impositivo más alto del IRPF de un país es solo un indicador de los impuestos que pueden pagar los contribuyentes sobre su renta”, afirma Maria Antonia del Río, Directora en el Área de People Services, de KPMG Abogados. “Otros factores de igual importancia son qué otros impuestos podrían aplicarse y sobre qué umbrales de renta se cargan tales tipos impositivos”.

 

Por este motivo, el estudio también pone de relieve las bases imponibles a partir de las cuales se aplican los tipos marginales.

En este sentido, el país que requiere una base imponible mayor para la aplicación del tipo marginal es España (300.000 euros). USA ocupa la 2 posición con 295.000 euros.

 

Implicaciones en la Seguridad Social

 

El estudio también incluye un análisis de las contribuciones a la Seguridad Social y los tipos del IRPF aplicables a empleados con ingresos brutos de 100.000 y 300.000 dólares estadounidenses. En todo caso debe tenerse en cuenta que los elementos para valorar las contribuciones a la Seguridad Social pueden variar de forma significativa en función del país, y se señala la clara necesidad de considerar el impacto de las deducciones reguladas en cada país.

 

Los tipos efectivos se obtienen de dividir los ingresos brutos entre los impuestos totales antes de aplicar deducciones (como la propia seguridad social). De esta forma es más fácil realizar comparaciones dado que las deducciones pueden variar mucho de un país a otro. Si bien como se ha señalado, Aruba y Suecia cuentan con los tipos marginales de IRPF más altos, no ocurre lo mismo en el cálculo combinado. Países con los tipos impositivos combinados más altos (tanto IRPF como Seguridad Social) para empleados con ingresos de 100.000 dólares, son Bélgica (47, por ciento), Grecia (46,5 por ciento), Croacia (46,3 por ciento) e Italia (45,2 por ciento). España se sitúa en este nivel en el 32,33 por ciento y en el puesto 26, seis puestos más alto que el año pasado.

 

Para ingresos de 300.000 dólares, los países con los tipos impositivos combinados más altos son: Austria (55,3 por ciento), Francia (54 por ciento), Bélgica (53,4 por ciento), Italia (51,8 por ciento). España con el 44, 1 por ciento (39,2 por ciento en 2011) asciende en este nivel de renta desde el puesto 26 hasta el puesto 18.

 

“Es discutible si la Seguridad Social es realmente un impuesto, pero en términos de coste para el empleado puede resultar significativo”, afirma Rafael Núñez. “Por ello, en el estudio se ha incluido una revisión de las cotizaciones tanto de trabajadores como de empresas. Además, los componentes de la Seguridad Social pueden variar mucho dependiendo del país, de la empresa y del tipo de contrato”.

 

Si bien se ha restringido la revisión a aquellos requerimientos de cotización reconocidos para trabajadores con una renta bruta de 100.000 y 300.000 dólares, los resultados muestran que Francia cuenta con la contribución a la Seguridad Social de trabajadores y empresas más elevada, con un 63 por ciento en el primer caso y un 59 en el segundo. Bélgica se sitúa en segundo lugar con un 48 por ciento en ambos casos.

 

El estudio de KPMG titulado Individual Income Tax and Social Security Rate Survey es una encuesta internacional sobre tipos impositivos del IRPF y la contribución a la Seguridad Social que recoge datos históricos de 2003 a 2012. El estudio abarca 114 países y se centra en el nivel más elevado del impuesto sobre la renta de personas físicas que se debe pagar al gobierno central. El estudio fue encargado por la práctica IES de KPMG, que consta de profesionales de toda nuestra red global de firmas miembro.

 

Puede descargar una copia disponible del estudio o también acceder a nuestra herramienta fiscal online en: www.kpmg.com/taxrates para consultar análisis y comparaciones sencillas de tipos impositivos del impuesto de la renta de personas físicas, impuesto de sociedades e impuestos indirectos.

 

Acerca de KPMG International

 

KPMG es una red global de firmas de servicios profesionales que ofrecen servicios de auditoría, fiscales, asesoramiento financiero y de negocio. Operamos en 152 países con más de 145.000 profesionales trabajando en las firmas miembro en todo el mundo. Las firmas independientes miembros de la red de KPMG están afiliadas a KPMG International Cooperative (“KPMG International”), sociedad suiza. Cada firma miembro es una entidad jurídica separada e independiente y cada una de ellas se describe como tal.

 

 

 
Share content

Suscríbete

Suscríbete a nuestros contenidos y recibe alertas cuando publiquemos actualizaciones en nuestro sitio web.

 

¿Ya eres miembro? Inicia sesión

 

¿Aún no eres miembro? Regístrate

Feeds RSS

Tipos impositivos online

Tipos impositivos online

La herramienta tipos impositivos online le permite comparar los tipos impositivos más elevados del IS, IVA, e IRPF de un país, en un determinado año y comparar los tipos de diversos países en cualquier año.

 

Igualmente puede ver los tipos impositivos del Impuesto sobre Sociedades, IVA e IRPF en formato de lista