Detalles

  • Servicio: Corporativo
  • Tipo: Nota de Prensa
  • Fecha: 12/05/2014

II Informe ‘Perspectivas Cataluña’ de KPMG 

Dos de cada tres directivos catalanes creen que la economía de Cataluña mejorará durante 2014

  • El 29% considera que 2014 será el año de salida de la crisis en Cataluña, aunque aún son mayoría los que sitúan la recuperación en 2015 y 2016. 
  • La internacionalización toma fuerza y el 44% de los encuestados afirma que sus empresas siguen una estrategia relacionada con las ventas en el exterior.
  • Los empresarios catalanes señalan la mejora de las infraestructuras en Cataluña y concretamente de las carreteras como uno de los retos principales.
  • Los directivos frenan el ritmo de los ajustes, que se centrarán sobre todo en el recorte de costes (73%) y de personal (46%).
  • Los sectores que liderarán la creación de empleo en 2014 son Industria (40%) y Distribución y Consumo (14%).

El 67% de los directivos catalanes señala que la economía de Cataluña mejorará a lo largo de este año. Si bien un 29% cree que el fin de la crisis se producirá en 2014, un porcentaje mayor de encuestados estima que la recuperación llegará en 2015 (33%) y en 2016 (37%). Las perspectivas de los encuestados sobre el conjunto de la economía española son menos optimistas y sólo un 15% cree que la economía se restablecerá en 2014, un 31% sitúa la recuperación en 2015 y más de la mitad (54%) espera que se produzca en 2016.

 

Estas perspectivas económicas vienen acompañadas de unas previsiones esperanzadoras respecto a la situación concreta de las empresas ya que el 63% de los directivos estimó un crecimiento en sus ventas en 2013 y la mayoría (42%) con incrementos superiores al 5%.

 

Éstas son algunas de las principales conclusiones de la segunda edición del Informe ‘Perspectivas Cataluña’ de KPMG, basado en una encuesta a directivos y empresarios catalanes sobre la situación económica actual y sus perspectivas a corto y medio plazo, realizada a finales de 2013.

 

Las grandes palancas de las empresas catalanas para continuar compitiendo en un entorno, que cada vez muestra más signos de estabilización, son la innovación y la internacionalización. Respecto a la innovación, las empresas catalanas trabajarán principalmente en mejorar sus productos (49%) y sus procesos (44%) y, respecto a la internacionalización, el 44% de los encuestados afirma estar inmerso en actividades relacionadas con ventas en el exterior.

 

En este sentido, el 59% de los encuestados asegura que su presencia internacional aumentó a cierre de 2013, sobre todo hacia destinos como la Unión Europea (67%), Latinoamérica (36%) y Norteamérica (29%).

 

Para Fernando Serrate, socio responsable de las oficinas de KPMG en Cataluña, "las buenas previsiones de los directivos ponen de manifiesto la fortaleza del entramado empresarial catalán. La innovación y la internacionalización son, sin duda, las estrategias más seguras para convertir estas perspectivas favorables en un crecimiento sostenido a largo plazo que permita aumentar la competitividad de las empresas catalanas”. Con respecto a la inversión, el 65% de los empresarios catalanes son optimistas, de los cuales el 48% estimó un crecimiento superior al 5% a cierre de 2013. Apenas el 3% señaló una reducción de la inversión.

 

En este sentido, los directivos catalanes apuntan a la inversión en la mejora de las infraestructuras en Cataluña como uno de los retos principales tanto del Gobierno español como del catalán. Concretamente, el 59% considera que las carreteras son la máxima prioridad, seguidas del ferrocarril de mercancías (51%).

 

Las señales de mejora también se reflejan en la desaceleración del ritmo de ajustes de las empresas catalanas, ya que los directivos que preveían llevarlos a cabo han pasado del 63% en el primer semestre de 2013 al 53% en el segundo. Estas medidas se centrarán sobre todo en el recorte de costes (73%) y de personal (46%). En menor medida, el 13% afirma que focalizará sus esfuerzos en refinanciar su deuda.

 

Las expectativas de creación de empleo en 2014 siguen, sin embargo, sin despegar, ya que han disminuido hasta el 30% en el segundo trimestre de 2013. El 26% prevé poder hacerlo en 2015 pero la mayoría (32%) aún retrasa este momento hasta más allá de 2016.

 

Perspectivas sectoriales

 

En general, los directivos catalanes perciben mejor la coyuntura de sus sectores que la del conjunto de la economía, calificándola el 48% como regular y el 16% como buena. El 35% espera que su sector mejore en seis meses (primer semestre de 2014), aunque la mayoría (55%) prevé que se mantenga en términos similares. A un año vista, más de la mitad (54%) cree que la situación del sector en el que opera será más favorable. Tan sólo el 7% espera un empeoramiento.

 

Los sectores más optimistas son Industria, Química y Farmacia, Infraestructuras o Automoción, en los que el 20% opina que su situación actual es buena o excelente. El más crítico es Distribución y Consumo, en el que el 47% de los encuestados define su situación como mala o muy mala. En el caso de la Banca, aunque sólo el 8% considera la situación como buena o muy buena, ninguno de sus encuestados la define como mala o muy mala. El sector bancario es el que ve el futuro de forma más positiva, al esperar una mejora en la economía tanto a seis meses vista (42%) como a un año (75% cree que será mejor o mucho mejor).

 

Los pertenecientes a Industria son más cautos en sus perspectivas y se debaten a partes iguales entre los que esperan que mejore y los que prevén un estancamiento (47% en ambos casos) en el plazo de un año. Con respecto a la inversión, todos los sectores esperan un crecimiento, sobre todo en Industria, en el que el 87% estimó un aumento a cierre de 2013. Banca (67%) y Distribución y Consumo (62%) también esperaban un incremento de la inversión.

 

La internacionalización es una de las estrategias más seguidas, y todos los sectores estimaron un aumento de su presencia exterior a cierre de 2013. Banca se sitúa a la cabeza, al haberlo señalado el 75% de sus directivos. Le sigue de cerca Industria con el 73%. En cuanto a la esperada creación de empleo, aunque el sector bancario es uno de los más optimistas respecto a la mejora de la economía, es el que más retrasa las contrataciones, ya que el 92% cree que no llegarán hasta más allá de 2016. El 40% de Industria y el 14% de Distribución y Consumo contemplan realizar contrataciones en 2014.

 

 

 

Para más información:

 

Comunicación KPMG

Telf. +34 91 456 34 00

prensa@kpmg.es

www.kpmg.es

 

 
Share content

Suscríbete

Suscríbete a nuestros contenidos y recibe alertas cuando publiquemos actualizaciones en nuestro sitio web.

 

¿Ya eres miembro? Inicia sesión

 

¿Aún no eres miembro? Regístrate

Suscríbete a nuestros feeds RSS