Detalles

  • Tipo: Nota de Prensa
  • Fecha: 10/03/2013

49% de directivos gallegos sitúa la recuperación económica en 2014  

Según el I Informe "Perspectivas Galicia" de KPMG, basado en una encuesta a directivos de la Comunidad.

 

  • El 49% de los directivos gallegos sitúa la recuperación económica en Galicia en 2014, un 42% a partir de 2015 y un 9% en 2013.
  • El 71% de los empresarios se vio obligado a adoptar medidas frente a la crisis en 2012, en su mayoría centradas en el recorte de costes.
  • El complicado entorno económico está impulsando a dos de cada tres empresarios gallegos a desarrollar estrategias de innovación, en procesos, mercados o productos.
  • El 39% de los directivos apuestan por la expansión internacional, en especial en el sector industrial.

Cerca de la mitad de los directivos gallegos, un 49%, piensa que la situación económica de Galicia mejorará en 2014, siendo el 42% los que sitúan las perspectivas de recuperación a partir de 2015 y el 9% en 2013.

 

Aún sin ser muy positiva, la percepción es menos pesimista que la que hace referencia al conjunto de España. A este respecto, el 47% cree que la recuperación llegará a partir de 2015; mientras el 41% espera que será en 2014. Apenas el 12% restante opina que la economía española mejorará en 2013.

 

Esta es una de las principales conclusiones de la primera edición del Informe ‘Perspectivas Galicia’, elaborado por KPMG a partir de una encuesta realizada a directivos gallegos.

 

Aunque la situación actual de la economía española y gallega es analizada como mala o muy mala por una amplia mayoría, tanto en el caso de la economía del conjunto de España como en el de la economía gallega, se observa una reducción gradual del pesimismo, con una mayoría que espera una estabilización a seis meses vista.

 

“Las conclusiones del estudio señalan un 2013 también complicado para las empresas y marcado por limitaciones en el acceso a la financiación, tensiones de tesorería, impacto de cambios regulatorios y el mantenimiento de un consumo interno débil”, señala Francisco Rabadán, socio responsable de KPMG en Galicia.

 

En el sector industrial, dos tercios de los directivos califican la situación actual de mala o muy mala, mientras que en el financiero los pesimistas son tres de cada cuatro. En cambio, la mitad de los encuestados del sector de la distribución encuentra regular la situación actual, e incluso un 12% la categoriza de buena.

 

Los directivos más optimistas de cara al futuro son los que trabajan en el sector industrial, en el que un 45% espera mejoras en el plazo de seis meses, subiendo hasta un 67% en las perspectivas a un año.

 

Inversión e internacionalización

 

En línea con sus previsiones negativas para el próximo año, ninguno de los directivos del sector financiero espera aumentar su inversión y el 75% tiene previsto recortarla. En el sector industrial, la mayor parte (67%) tiene previsto mantener su nivel de inversión, y el 22% incluso aumentarla. En el sector distribución, el 62% prevé que la inversión del sector aumentará o se mantendrá igual.

 

El sector industrial es el más proclive a la expansión internacional, ya que el 78% de los directivos gallegos de este sector piensa enfocar su estrategia en ese sentido. Sólo uno de cada cuatro encuestados del sector de la distribución se expresa en la misma dirección.

 

En lo que respecta a sus empresas, el 32% de los encuestados esperaba un aumento de su facturación a cierre del ejercicio 2012 y, de ellos, el 62% cree que este crecimiento sería mayor del 5%. Frente al 20% que espera que se mantenga estable, el 48% cree que caerá, y la mayoría de ellos (78%) espera que la disminución sea mayor del 5%.

 

También la inversión se ha visto condicionada por las dificultades económicas. El 40% de los encuestados esperaba que a cierre de 2012 hubiera disminuido, y de ellos, el 88% creía que sería en más del 5%. Por su parte, el 37% apostaba por el mantenimiento de la inversión y el 23% por el aumento. De éstos últimos, el 67% cree que el crecimiento de su inversión a cierre de año superaría el 5%.

 

Preguntados sobre su política de precios, el 64% de los encuestados afirma que sus empresas mantendrán los precios. El resto se divide equitativamente entre los que tienen intención de aumentarlos (18%) y los que, por el contrario, pretenden reducir su política de precios (18%).

 

Innovación frente a ahorro de costes y ajustes de plantilla

 

En lo que respecta a las consecuencias de la crisis, el 71% de los encuestados declara haberse visto obligado a realizar ajustes en los últimos doce meses, centrados principalmente en el recorte de costes asociados a su actividad (41%) y en la reducción de sus plantillas (28%). La desinversión y la refinanciación de su deuda fueron las medidas escogidas por el 13% y 11% de los directivos, respectivamente, mientras que el 7% restante optó por ajustar la capacidad instalada de sus empresas.

 

Estas dificultades, sin embargo, parecen haber impulsado a su vez la capacidad innovadora de las empresas gallegas, ya que el 65% del total de encuestados afirma estar inmerso en una estrategia de innovación, ya sea de procesos (31%), mercados (21%) o productos (13%). El 35% restante es más conservador y afirma estar centrado en su negocio principal.

 

Creciente vocación internacional

 

A pesar de la complejidad de la situación, el 39% de los directivos afirma tener intención de expandirse. Aunque la UE y EEUU se mantienen como los principales destinos para el 40% de las empresas consultadas, se observa una paulatina tendencia a la diversificación, con una creciente importancia de los denominados países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) para el 9% de los encuestados, mientras que otros mercados emergentes de Asia, Latinoamérica y Magreb/Oriente Medio copan el 15% cada uno.

 

Esta tendencia a la internacionalización por parte de las empresas gallegas se ve reflejada en el nivel de ingresos procedente de otros mercados. El 15% vende ya más en el exterior que dentro de España (más del 50% de sus ingresos), mientras que el 22% obtiene entre el 15% y el 50% en los nuevos mercados en los que está presente.

 

“La apuesta por la innovación y el crecimiento internacional de las empresas gallegas señala su capacidad para detectar oportunidades a pesar del complejo contexto económico”, apunta Francisco Rabadán.

 

Valoración reformas

 

En relación con el impacto de algunas de las medidas emprendidas por el Gobierno para afrontar la crisis, como la subida del IVA, el 58% de los directivos considera que ha sido regular para sus empresas. El 39% afirma que ha tenido consecuencias negativas y, de ellos, el 10% declara que su compañía se ha visto obligada a asumir la subida. El 61% de los directivos gallegos piensa que las reformas del último año serán útiles para elevar la competitividad de su empresa siempre que se tomen medidas adicionales. El 34% se opone a las reformas aprobadas, mientras que el 5% las aprueba.

 

“La optimización fiscal continúa siendo un factor de gran interés para las empresas, obligadas a adecuar su estructura y procedimientos a los cambios normativos”, concluye Rabadán.

 

 

Para más información:

 

Comunicación KPMG

Telf. +34 91 456 34 00

prensa@kpmg.es

www.kpmg.es

 

 

 
Share content

Suscríbete

Suscríbete a nuestros contenidos y recibe alertas cuando publiquemos actualizaciones en nuestro sitio web.

 

¿Ya eres miembro? Inicia sesión

 

¿Aún no eres miembro? Regístrate

Suscríbete a nuestros feeds RSS