Detalles

  • Servicio: Advisory, Financial Risk Management, Risk Consulting, Financial Risk Management
  • Tipo: Nota de Prensa
  • Fecha: 08/02/2013

Estudio de Impacto no retrasa la aplicación en Solvencia II 

  • Aumenta la presión para encontrar soluciones a los problemas de las garantías a largo plazo
  • Completar el ejercicio será complicado
  • KPMG advierte de que es posible que los resultados no ofrezcan una “base sólida” para las conclusiones

KPMG advierte de que el sector asegurador podría ver de nuevo aplazada la aplicación plena de Solvencia II después de la presentación del estudio de impacto de evaluación de las garantías a largo plazo, que ha tenido lugar a finales de enero.

 

Tras el acuerdo de los términos de referencia por parte del Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión, el EIOPA ha presentado el estudio de impacto de la valoración de garantías a largo plazo. En este estudio se comprobará la aplicación de Solvencia II a productos que incorporan garantías a largo plazo. Aunque se trata predominantemente de una cuestión relativa a seguros de vida, también afecta a productos de seguros generales con componentes similares, y, el estudio tiene en cuenta la aplicación a ambos.

 

Peter Ott, responsable europeo de Solvencia II en KPMG, ha acogido con satisfacción la presentación del estudio, pero ha manifestado estar preocupado por el plazo en el que se realiza el ejercicio.

 

“Nueve semanas para completar un estudio tan crucial no es mucho tiempo, especialmente cuando ese periodo coincide con el periodo clave de presentación de la información financiera. Este hecho aumentará la presión sobre los recursos de las entidades aseguradoras que participan. Habida cuenta de los retrasos en la publicación de las especificaciones completas, se invertirá un tiempo considerable en las primeras semanas para evaluar el nivel de detalle requerido antes de poder empezar siquiera la evaluación numérica”, añade el responsable.

 

En el estudio se contemplan 13 escenarios que abarcan cada una de las áreas objeto de la evaluación (matching adjustment y el extended matching adjustment, extrapolación de tipos de interés, prima contra ciclos y medidas transitorias), considerándose en tres fechas (31 de diciembre de 2011, 2009 y 2004). La primera parte de las especificaciones técnicas se publicó en octubre de 2012 y se revisó poco antes de la pasada Navidad. Sin embargo, los elementos clave relacionados con el cálculo de las disposiciones técnicas para los seguros y el capital necesario para los contratos afectados se acaban de publicar el pasado 28 de enero.

 

Gonzalo Ruíz-Garma, socio responsable del Área de Gestión de Riesgos Financieros de KPMG en España comenta lo siguiente: “El retraso en la publicación de todos los requerimientos ha limitado el tiempo de preparación del que han dispuesto las firmas con antelación a la presentación del estudio, que tuvo lugar hace unos días, por lo que es probable que una planificación detallada sea ahora la clave para completar satisfactoriamente tanto el estudio como las cuentas al cierre del ejercicio”.

 

“Completar todos los escenarios con el nivel necesario exigirá una cantidad significativa de recursos dedicados exclusivamente a esta tarea. En los casos en los que las firmas solo cuentan con recursos limitados para llevar a cabo el trabajo, tendrán que determinar la mejor manera de cumplir los requerimientos del estudio. En algunos casos, es posible que decidan emplear recursos externos para que las ayuden, ya sea directamente en el estudio o en otras funciones. Es posible que otras decidan adoptar simplificaciones o quizás no abarcar todos los escenarios requeridos”, añade Gonzalo.

 

“Las simplificaciones o la reducción de los niveles de participación afectarán a los resultados finales. Si Solvencia II pretende llegar a una posición que sea viable para el mercado asegurador español, los resultados deben ser representativos del mercado. No queda claro que este vaya a ser el caso si se adoptan una variedad de enfoques posiblemente incoherentes en un mercado. Las firmas tendrán que articular claramente el enfoque adoptado y explicar en las respuestas descriptivas los problemas prácticos que se han encontrado durante el ejercicio, así como los impactos de los mismos en la solvencia. El EIOPA necesitará tanta información como sea posible para poder sugerir un camino a seguir”, continúa el socio.

 

KPMG advierte de que el tiempo necesario para que el EIOPA elabore su informe, previsto para la segunda quincena de junio, podría dar lugar a más retrasos en la aplicación plena de Solvencia II, tanto en cuanto la parte cuantitativa no quedaría cerrada. Esto no es óbice para seguir desarrollando la parte de Pilar II y III, en el que hay que realizar actualmente esfuerzos en el Sistema de Gobierno, ORSA y datos y sistemas.

 

Gonzalo Ruíz-Garma concluye lo siguiente: “La votación del Parlamento Europeo en sesión plenaria sobre la Ómnibus II se ha aplazado para tener en cuenta este estudio y actualmente está prevista para el 10 de junio de este año. Sin embargo, no parece realista suponer que, en el proceso tripartito, vaya a quedar completamente resuelta una solución mutuamente aceptable para las garantías a largo plazo, así como todas las diferencias pendientes restantes con respecto a la Ómnibus II, antes de esa fecha. Cabe esperar que la votación vuelva a ser sujeta de aplazamiento hasta después del receso de verano y se necesitará una segunda directiva ‘apresurada’ para modificar la fecha de implantación”.

 

 

 
Share content

Suscríbete

Suscríbete a nuestros contenidos y recibe alertas cuando publiquemos actualizaciones en nuestro sitio web.

Suscríbete a nuestros feeds RSS