Detalles

  • Servicio: Auditoría
  • Tipo: Nota de Prensa
  • Fecha: 07/05/2010

El beneficio de las principales empresas de la Comunidad Valenciana cayó un 41% en 2008 

Según la décima edición del estudio anual "Comunidad Valenciana, S.A." promovido por Caja Mediterráneo (CAM) y elaborado por KPMG

 

  • La actual crisis económica se refleja en las principales magnitudes analizadas de las cien mayores empresas.
  • Las compañías líderes consiguen mantener sus ventas respecto al ejercicio anterior.
  • A pesar de la caída de la rentabilidad financiera, en la mayoría de los sectores ésta se situó en niveles superiores al 5%.
  • Casi la mitad de las empresas redujeron el número medio de empleados.
  • Diferente comportamiento de los sectores ante la crisis.

Las cien principales empresas de la Comunidad Valenciana obtuvieron en 2008 un resultado neto de 480 millones de euros, lo que supone una caída del 40,85%, (331 millones de euros) respecto al ejercicio anterior, según se desprende del décimo estudio "Comunidad Valenciana, S.A.", promovido por Caja Mediterráneo (CAM) y realizado por KPMG. Este estudio analiza los indicadores económico-financieros más importantes de las empresas valencianas a través de los resultados de las cien mayores empresas distribuidas entre las tres provincias en los diez sectores económicos más representativos.

 

El ejercicio 2007 fue el primer año en el estudio en el que "Comunidad Valenciana, S.A." presentó rentabilidades inferiores a las de ejercicios anteriores. No obstante, ha sido durante 2008 cuando se ha puesto de manifiesto el impacto de la crisis económica en las principales empresas de nuestra Comunidad.

 

El peso del sector de Construcción e Inmobiliaria en la Comunidad Valenciana ha sido determinante en la desaceleración del crecimiento observada durante 2008, si bien todos los sectores en mayor o menor medida se han visto afectados. Así, las cien empresas líderes radicadas en las tres provincias y que forman parte del estudio "Comunidad Valenciana, S.A." han visto como se reducían sus resultados y rentabilidades. 24 de las cien empresas presentaron pérdidas en el ejercicio 2008.

 

La cifra de negocios de Comunidad Valenciana S.A. alcanzó en 2008 los 16.084 millones de euros, lo que representa un ligero incremento de tan sólo el 0,43 por ciento respecto al ejercicio anterior. Por provincias, únicamente Valencia incrementó la cifra de negocios respecto al ejercicio anterior, en torno al 10 por ciento, mientras que Castellón y Alicante muestran tasas de crecimiento negativas del 21,14 por ciento y del 13,92 por ciento, respectivamente. Durante 2008, siete de los diez sectores de Comunidad Valenciana, S.A. disminuyeron el importe neto de la cifra de negocios.

 

El margen neto, es decir, el beneficio expresado como porcentaje sobre ventas, se redujo un 41,22% al bajar desde el 5,07% en 2007 al 2,98% en 2008. El efecto negativo de la reducción de los precios de venta junto con un incremento moderado de los gastos de explotación y el deterioro del resultado financiero empeoraron el resultado neto del conjunto de actividades analizadas. Además, los sectores de Materiales de Construcción y Metalmecánico presentaron márgenes negativos.

 

La rentabilidad financiera (relación entre el resultado neto y el patrimonio neto) de las cien empresas incluidas en el estudio, sufrió un importante retroceso respecto al ejercicio anterior de 6,04 puntos porcentuales, al pasar del 15,00% al 8,96%. En líneas generales, esta pérdida de rentabilidad financiera se registra en todos los sectores, excepto el sector de Varios, aunque en la mayor parte de las actividades analizadas se sitúa por encima del 5%.

Destaca la caída de rentabilidad financiera del sector de Construcción e Inmobiliaria. En 2008 este sector fue de los menos rentables, únicamente superado por Materiales de Construcción y Metalmecánico que presentaron pérdidas en el ejercicio 2008.

 

Respecto a magnitudes del Balance de las empresas que forman parte del estudio, la partida de inmovilizado material e inversiones inmobiliarias ha crecido un 5,46% en términos relativos, siendo la partida que más aumenta y la de mayor peso del activo agregado. La disminución del patrimonio neto debido al reparto de dividendos y al menor resultado obtenido por las empresas respecto al ejercicio anterior contribuyó a incrementar el nivel de endeudamiento, entendido como la relación existente entre los recursos ajenos y el patrimonio neto.

 

El fondo de maniobra fue positivo, situándose en torno a 1.949 millones de euros, lo que indica una estructura financiera equilibrada. No obstante, esta magnitud presenta una reducción de 841 millones de euros respecto al ejercicio anterior.

 

Por lo que se refiere a las plantillas, 48 de las 100 empresas redujeron el número medio de empleados. Ello supone la pérdida de 3.481 empleados durante el ejercicio 2008. Sin considerar el incremento de la plantilla de una empresa del sector Minorista, el resto de las empresas presentaron en conjunto un incremento de la plantilla media de 2.529 empleados, lo que representa una pérdida neta de 952 empleados. Por sectores, la destrucción de empleo se centra especialmente en Construcción e Inmobiliaria (1.803 empleados) y Materiales de Construcción (422 empleados).

Esta caída del empleo y la contracción del mercado nacional obligan a las empresas a redoblar esfuerzos en la exportación.


Los ajustes para adaptar la actividad de las empresas a la menor demanda y para afrontar la compleja situación que provoca la falta de liquidez, serán determinantes para superar la actual crisis económica.
Estas condiciones de mercado hacen que un rígido control de la tesorería y del nivel de existencias sean determinantes para la gestión de las empresas.

 

En la situación actual, definir la estrategia a medio y largo plazo es más necesario que en cualquier otro momento. Las empresas han de evaluar su modelo de negocio, sus puntos fuertes y debilidades, centrarse en la actividad que posea más experiencia y que se diferencie respecto a sus competidores, tomar el servicio al cliente como el eje fundamental de su actividad y retener a los mejores profesionales de la organización para que gestionen esas decisiones. No es menos cierto que los momentos de crisis lo son también de oportunidades y los que superen esta etapa saldrán reforzados.

 

Estos son los grandes retos a los que las empresas líderes de la Comunidad Valenciana se enfrentan para los próximos ejercicios.

 

Suscríbete

Suscríbete a nuestros contenidos y recibe alertas cuando publiquemos actualizaciones en nuestro sitio web.

 

¿Ya eres miembro? Inicia sesión

 

¿Aún no eres miembro? Regístrate